Aplogogías

Hermanos:

Sé que dejar abandonado este sitio todos estos meses ha sido incumplir mi promesa de difundir La Verdad con acierto y presteza, sin embargo una serie de catastróficas y desdichadas vicisitudes (la “mundana inmundicia de vana y burra burocracia”, que dijo el santo varón Syphicus de Perineos) me han impedido cumplir con mi labor.  Pecador soy, pecador me hallo, y eso nada ni nadie, salvo Él, puede cambiarlo.  Aun así confío en poder regresar pronto y continuar con esta pía empresa, porque temas y discusiones no faltan sino que sobran.  Es más: tengo, ya, una buena colección de experimentos con los que podréis cerrar la boca de esos bramantes científicos, así que permaneced atentos.

Parabienes a todos.

Anuncios
Published in: on Viernes, 01 \01\UTC julio \01\UTC 2011 at 9:48 am  Comments (2)