Cumpleaños de la Tierra

¡Albricias y parabienes!

Hoy, exactamente a las doce del mediodía, se cumplen exactamente 6015 años del momento exacto en el que nuestro Padre Celestial pronunció esas palabras con las que comenzó todo:

Hágase la Luz

Así pues, ¡regocijémonos todos!  ¡Que suenen las trompetas y chirimías!  ¡Elevemos nuestras voces hasta el Cielo para que Él oiga nuestras alabanzas!

Y como estoy seguro de que alguno de esos inicuos ateos vendrá a preguntar que cómo sabemos con tal exactitud esta efeméride, diré que conocemos este hecho gracias al trabajo del arzobispo James Ussher, que lo publicó en su libro Annales veteris testamenti.  Para encontrar esta fecha, Ussher realizó un verdadero trabajo científico, reconstruyendo el árbol genealógico de Nuestro Salvador hasta el propio Adán, calculando, después, los intervalos de tiempo entre los nacimientos de cada uno de ellos, analizando no sólo el Antiguo Testamento sino otros documentos redactados por los primeros Cristianos donde están indicados los nacimientos de cada uno de ellos, añadiendo los cinco días que transcurren desde la Creación del Mundo hasta la Creación de Adán.

Y si alguno pregunta que qué hacía Dios antes de Crear el Mundo, les responderé lo mismo que respondió el santo varón Syphicus de Perineos parafraseando a San Agustín:

Estaba preparando el infierno para los que hagan preguntas estúpidas.

Published in: on Domingo, 23 \23\UTC octubre \23\UTC 2011 at 12:00 pm  Comments (3)  

Tres experimentos sobre la forma de la Tierra

Si preguntara cuál es la forma de la Tierra, seguramente muchos me dirían que es esférica.  Pues bien: están todos equivocados.  La tierra no es esférica, y no sólo lo sabemos porque lo dice la biblia (Jeremías 16:19 dice “desde los extremos de la tierra”, y Apocalipsis 7:1 habla de “los cuatro ángulos de la Tierra”.  ¡Si fuera esférica no tendría ni extremos ni ángulos!), sino porque también lo dice la lógica, esa que tanto tergiversan los científicos.  Aquí traigo tres simplísimos experimentos que os probarán la verdadera planitud de la Tierra.

¡Salta!

Simplemente salta lo más alto que puedas.  Si lo haces, caerás justo en el mismo lugar donde estabas antes, ¿no?

Según los científicos la Tierra es una pelota que gira a más de mil kilómetros por hora.  ¿Cómo no nos damos cuenta de ello?  Si fueramos en una cama que se moviera, digamos, a diez kilómetros por hora y saltáramos, ¿qué pasaría?  ¿Caeríamos en el mismo sitio?  No, caeríamos más atrás, incluso fuera de la cama.  Por lo tanto este experimento prueba que la Tierra está fija y no girando.

¡Sopla!

¿Qué pasa con Australia?  Si la Tierra es esférica y Australia está debajo, ¿por qué no se caen sus habitantes?  Los científicos se han inventado la “gravedad” y la “fuerza centrífuga” para intentar explicarlo.  Dicen que como la Tierra pesa muchísimo más que las personas, las atrae como un imán.  Bueno, pues esto es muy fácil de rebatir:

Coge un globo o un balón de playa e hínchalo.  Ahora corta un trocito de papel, ponlo sobre la pelota y gírala hasta que el papel quede debajo:  ¡El papel termina cayendo en cuanto cruza el “ecuador”!  Si fuera verdad lo que dicen los científicos, dado que la pelota pesa más que el papel, debería atraerlo, ¿no?

Pues ya está: si la Tierra fuera esféfica no podría vivir nadie por debajo del ecuador, porque todos se caerían.

¡Sube!

Eso es, sube a un lugar alto, luego a otro con diferente altura, cada vez más alto: un árbol, un edificio, un avión…  Cuanto más alto subes, más lejos puedes ver, ¿no es así?  Si la Tierra fuera esférica las cosas que están lejanas estarían “por debajo” del horizonte, y por más alto que subieras nunca lo verías.

¿Véis qué fácil?

Published in: on Domingo, 24 \24\UTC julio \24\UTC 2011 at 9:10 pm  Comments (17)  

Pregunta definitiva para los ateos

Hace unas semanas publicaba varias preguntas para los evil-ucionistas, preguntas que por cierto siguen sin contestar. ¿Eran demasiado complejas? Vale, me lo creo. Ahora va una sola pregunta, simple y llana. Y no la hago yo, si no que la hace una hermana estadounidense, ¡Dios la biendiga!

Published in: on Viernes, 18 \18\UTC marzo \18\UTC 2011 at 9:19 pm  Comments (6)